Si hay algo en lo que es fácil lograr consenso es en el hecho de que un postre compartido sea de chocolate y es que, aunque los hay, son pocos los detractores de este dulce que nos acompaña desde el S XVI.

Nuestra relación con el chocolate es de lo más peculiar, es una tentación censurada en cualquier dieta saludable. No obstante la comunidad científica nos trae buenas noticias: el chocolate es un alimento potencialmente beneficioso para nuestra salud, uno de los mejores antioxidantes que podemos encontrar en nuestra dieta. El cacao es rico en polifenoles, flavonoides y catequinas, entre otros, lo que lo convierte en un antioxidante más potente que los frutos rojos o el açai.

Beneficios del chocolate

A continuación te mostramos por qué el chocolate puede convertirse en un complemento alimenticio ideal:

  • Ayuda a reducir el colesterol: El chocolate nos ayuda aumentar los niveles del llamado “colesterol bueno” y a reducir los del “colesterol malo” gracias a sus propiedades antioxidantes.
  • Mejora la presión arterial y la tensión: Los flavonoides del cacao intervienen en la estimulación de las arterias, y esto repercute en el flujo sanguíneo y la presión arterial, que desciende de manera natural, al igual que los niveles de tensión.
  • Protege la piel del sol: Precisamente esos flavonoides hacen que nuestra piel esté más hidratada y menos sensible, lo que la hace más resistente a los efectos de los rayos ultravioleta.
  • Contribuye a elevar los niveles de hierro: El contenido en hierro del cacao es muy elevado, en 100g de chocolate negro con un 75% de cacao podemos encontrar 11,6 mg de hierro, que es más de la mitad del consumo diario recomendado.
  • Mejora el estado de ánimo y reduce el estrés: el cacao contiene teobromina y fenilanina, sustancias naturales que funcionan como antidepresivos. Por otro lado el consumo de chocolate reduce el nivel de cortisol, la conocida como hormona del estrés, por lo que de manera natural nos ayuda a relajarnos y sentirnos mejor.
  • Complemento para deportistas: el chocolate además de ser un alimento muy energético, ideal cuando vamos a realizar una actividad física demandante, es rico en magnesio (encontramos más de la mitad del magnesio recomendado para una persona en 100g de chocolate negro), lo cual beneficia al fortalecimiento muscular.

¿Qué tipo de chocolate es el más recomendable?

Si lo que buscamos es beneficiarnos de sus propiedades a la hora de elegir chocolate buscaremos siempre aquellos que tengan porcentajes más elevados de cacao. Debemos tener en cuenta que son las semillas de cacao las que aportan beneficios a nuestro organismo. En el chocolate con leche encontraremos dosis más altas de manteca de cacao, leche y azúcares, y el chocolate blanco ni siquiera contiene contiene cacao (se elabora con manteca de cacao, leche en polvo, azúcar y lecitina de soja).

Elegiremos por tanto los chocolates negros a partir de un 70% de cacao y bajos en azúcares (los azúcares son los responsables de algunos de los efectos dañinos que se han atribuido al chocolate, como las caries o el acné). En una dieta equilibrada se contempla el consumo de 1 ó 2 onzas diarias, de este modo disfrutaremos de sus beneficios sin perjudicar a nuestra salud.

Tu opinión nos importa

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.