El té es una bebida que ha conquistado el mundo desde oriente hasta occidente. Preparado de diferentes maneras y con una infinita carta de sabores lo encontramos en China y Japón, donde se asocia con cuidadas ceremonias.
En India es una bebida imprescindible, igual que en Marruecos o en Inglaterra, donde además está fuertemente unido a ese momento para socializarse y descansar, que es el té de las 5. ¿Qué virtudes tiene el té para haber conquistado a tantas culturas?

Orígenes del té

La planta del té crece habitualmente en climas tropicales y subtropicales. Sus orígenes los encontramos en China, desde donde se extendió al resto del mundo durante los S XVI y XVII mediante las redes comerciales establecidas en la época de colonialismo.
Los portugueses e ingleses fueron quienes empezaron a comercial con él, y éstos últimos los responsables de que el té llegara a la India y se empezara a cultivar allí de manera local.

El té una bebida que ha conquistado el mundo desde oriente hasta occidente

Propiedades del té

El té es uno de los productos naturales con más beneficios para nuestro organismo. Al igual que el café, contiene cafeína, (aunque en el caso del té se denomina teína, son exactamente lo mismo), pero las dosis de este excitante son más bajas en el té, pudiendo ser la mitad o la tercera parte de que lo que encontraríamos en el café.

Además en el té encontraremos vitaminas del grupo B, antioxidantes, oligoelementos, sales y minerales que ayudan reducir el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares, a combatir el envejecimiento prematuro y prevenir el cáncer.

Tipos de té

Aunque existen infinidad de tés mezclados con flores, frutas y especias, vamos a atender a las categorías de té que encontramos en función del tratamiento que reciben sus hojas:

  • Blanco: Sus hojas se dejan marchitar pero no se dejan oxidar. Es conocido como el té de la belleza por sus propiedades antioxidantes (el triple que las del té verde), y originalmente se reservaba para los emperadores chinos. Ayuda en la lucha contra la fatiga mental y física, la eliminación de grasas, y contribuye a incrementar las defensas del organismo.
  • Verde: Sus hojas se recogen y se secan sin dejar que marchiten o se oxiden. Este es el té más popular en Asia. Además de tener propiedades antioxidantes, ayuda a perder peso, fortalecer el corazón y regular los niveles de insulina en la sangre.
  • Negro: Sus hojas se dejan marchitar y oxidar, y de este modo adquiere su color negro característico. Es el té con más alto contenido en cafeína y entre sus beneficios cabe destacar el refuerzo del sistema inmunitario.
  • Rojo Sus hojas se fermentan en un proceso que, como ocurre con el vino, puede llegar a durar años (habitualmente son dos o tres años, pero en algunos casos pueden llegar a alcanzar los sesenta). El té rojo tiene un gran poder saciante, favorece las digestiones y depura el organismo, por lo que es un té muy utilizado en dietas de adelgazamiento.

Preparación

Para tener una infusión de calidad es recomendable utilizar té a granel, y no en bolsitas. En la mayor parte de los casos el té que encontramos en las bolsitas es triturado y no en hojas, y por tanto de menor calidad.
Por otro lado en el interior de las bolsas el té no tiene espacio para expandirse y aportar todo su sabor y propiedades cuando entra en contacto con el agua.
En el caso de las bolsitas cónicas hechas con tejido donde las hojas son más grandes y cuentan con más espacio para infusionar el agua, obtendremos un mejor té, pero encontramos el inconveniente de que la propia bolsita infusionará también, por lo que inevitablemente algunos de sus componentes pasarán a nuestra bebida.

Como norma general vamos a utilizar agua recién hervida que verteremos en una taza con infusionador o una tetera, para añadir después una cucharada de té por taza.
Después vamos a tratar de ceñirnos siempre a los tiempos de infusionado recomendados para cada té, que habitualmente vienen indicados en el envase, de esta manera vamos a evitar que el té presente un sabor amargo o una textura áspera, propios de la sobreinfusión.

Tu opinión nos importa

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.